Envío gratuito a cualquier parte del mundo a partir de 140€ / $156.00

Romulo Royo

NINSHUBUR - GODDESSES OF NIBIRU SERIES

12 000 € 

Autor Romulo Royo

Producto Añadido al carrito

Continuar comprando Ir al carrito
  • 642-P
  • Disponible
89 x 116  cm
35.04 x 45.67  inch

PINTURA

Acrílico y óleo sobre lienzo/canvas.

Formato de 116 x 89 cm (45.67 x 35.04 in).

Año de realización 2015

Firmado en la parte inferior derecha de la pieza.

Publicado en el interior del libro de autores Malefic Time, Akelarre, página 99. Editado en varios idiomas y distribuido internacionalmente.

Esta importante pintura es una clara muestra dentro de esta serie, de las diversas técnicas utilizadas que aportan una delicadeza, una ligereza y una transparencia antagónica a ese momento en el tiempo que nos avisa de que algo puede ocurrir. Sin duda esta es una de las piezas importantes de la serie Goddesses, tanto por su tamaño como por el comportamiento del cuadro.
En la serie Goddesses of Nibiru, refleja el juego del mito y lo real. La delicadeza y la fuerza representada por la figura femenina. Plasma unas facciones bellas, enigmáticas y en algunos casos veladas, como si de una ensoñación o ilusión se tratara. Los atuendos y adornos con las que les adorna son atemporales, objetos que nos pueden recordar civilizaciones antiguas, como plumas, aderezos de chapas de metal, en contraposición a elementos futuristas, como gorros extraños y en algunos casos, cuadros que llevan iluminación saliendo del cuello de alguno de estos personajes. Él mismo dice, el cuello es comunicación y relación del interior hacia el exterior, es la unión del cuerpo espiritual con el material y quería representar en estas Diosas una forma de comunicación mediante la luz que sale del cuello.
Royo trae una estética propia, centrada en los dioses que habitan el planeta llamado Nibiru, partiendo de textos mesopotámicos y babilónicos. Según estos textos es un planeta del sistema solar que orbita alrededor de nuestra estrella cada 3600 años. Nibiru es el hogar de los dioses, de los Anunnaki, o lo que es lo mismo, seres alados.
Es curioso que en la mitología mesopotámica puede hacerse una división entre las divinidades sumerias y las semitas. Primero existieron los dioses sumerios que más tarde fueron adaptados por los acadios, babilonios, asirios, arameos y caldeos (todos ellos pueblos semitas) que más tarde, de estas fuentes beben religiones como la Cristiana y Hebrea. Y adaptan dioses como Enki, Enlil, An, Inanna por nombrar a algunos. En algunos casos tienen similares atributos en estas últimas religiones a los antiguos textos, pero adaptados y nombrados de diferente forma.

La pintura figurativa, al parecer, está destinada a ser el elemento perenne del arte contemporáneo: siempre disponible para una aventura, nunca por mucho tiempo. La última vez que uno podía admitir su pasión sin cometer suicidio social en el mundo del arte fue probablemente alrededor de 2003, cuando el pintor John Currin realizó su encuesta midcareer en el Whitney Museum of American Art , en Nueva York. Currin, conocido por inyectar nuevas ideas en antiguas imágenes del cuerpo, era guapo, exitoso y juvenil. Sus pares también eran del momento: Elizabeth Peyton se codeaba con Marc Jacobs , y George Condo molestaba a los coleccionistas con el retrato obsceno. El año anterior a la retrospectiva de Currin, una exposición comisariada por Alison Gingerasen el Centro Pompidou, en París, "Querido pintor, Píntame ... Pintando la figura desde el último Picabia", se había abierto para ser aclamado. Como observó la crítica Roberta Smith en The New York Times, "los informes sobre la muerte de la pintura se han exagerado durante unos 30 años".
"El cuerpo en crisis está cada vez más presente en nuestra vida cotidiana", señala el comisario y director asociado de MoMA PS1, Peter Eleey, quien encabezó el equipo curatorial 2015 del "Gran Nueva York". "Ya sea en referencia a la situación de los refugiados" -no especificó cuál, pero hay muchos- "o la forma en que los medios están procesando Black Lives Matter, la abstracción ha sido cómoda -para nosotros. Pero no da forma a las incomodidades y preguntas que creo que muchos de nosotros estamos lidiando ". Deitch recuerda eso, y agrega:" Este no es un momento en el que una pesada pintura de Mark Rothko sobre el mito sea relevante ". esa pintura figurativa permite un contenido cultural más diverso (vestimenta, color de piel, ambiente) que la abstracción.
W - Fan Zhong

"Se adentró en el palacio. La Luz que salió al anochecer era una nueva mujer, una nueva Luz. Como cuando vivía en Nueva York, sus cabellos regresaron al argenta selénico de la luna, pero la arrogancia de su rostro anunciaba que aquella niña, aquella joven del pasado sin rumbo ni norte había quedado atrás. Muy atrás.
Las nubes negras que estaban asentadas y quietas sobre un París en penumbra comenzaron a separarse dejando libre un cielo adornado únicamente por una luna llena resplandeciente.
Esta vez se acercó de forma suave y me pidió con una sonrisa condescendiente que hablase con alguien cuando llegara a Nueva York".
Malefic Time, Akelarre

Productos Relacionados

Aceptar

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestrA WEB.