Envío gratuito a cualquier parte del mundo a partir de 140€ / $156.00

Mysterious

METAL PIEL XI

4 500 € 

Autor Romulo Royo

Producto Añadido al carrito

Continuar comprando Ir al carrito
  • 471-P
  • Disponible
123 x 130  cm
48.43 x 51.18  inch

PINTURA

Tinta, acrílico con aerógrafo y óleo sobre aluminio.

Formato de 123 x 130 cm (48.43 x 51.18 in).

Año de realización 2009.

Firmado en la parte inferior derecha de la pieza.

 

Publicado en el interior del libro de autor "Videncia, velamiento, ceguera". Pagina 45.

-El rostro y la alteridad.


"El rostro es lo inapresable de todo retrato, es una epifanía que no se puede nunca englobar. Variación y pequeña diferencia remiten a una repetición de desfondamiento, en la que se puede encontrar una potencia de simulación, esto es, junto a la eficacia del desplazamiento, el desfallecimiento de la apariencia en el disfraz. Puede suceder que el rostro no sea más que el telón de una escena que no se manifiesta más que en entreactos, algo sometido a permanente metamorfosis, pero deshacer el rostro no es nada sencillo, Deleuze nos recuerda que se puede caer en la locura. No es azaroso que el esquizofrénico pierda, al mismo tiempo, el sentido del rostro, del suyo propio y del de los demás, el sentido del paisaje, el del lenguaje y sus significados dominantes. "Deshacer el rostro- se afirma en Mil mesetas- es lo mismo que traspasar la pared del significante, salir del agujero negro de la subjetividad". Sabemos también que la fantasía gobierna la realidad y que nunca se puede llevar una máscara sin pagar por ello en carne. El Otro puede tener las características de un abismo, de la misma forma que el orden simbólico se encuentra ocultado por la presencia fascinante del objeto fantasmático.

"Lo experimentamos cada vez que miramos a los ojos de otra persona y sentimos la profundidad de su mirada". Conviene tener presente que cuando el sujeto se aproxima demasiado a la fantasía se produce el (auto)borramiento. Queda el arte como aphánisis. La mirada de la gorgona une, definitivamente, al sueño y a la muerte. No cabe duda de que el rostro alterado es crucial en la obra de Romulo Royo que pinta sobre papeles traslúcidos como si quisiera evocar, por citar a Valery, que lo más profundo es la piel. Glòria Bosch evoca en un texto publicado recientemente la estancia de Romulo Royo en Marruecos donde está literalmente fascinado por rostros que se escondían tras un gesto: "con estos componentes de extrañeza, de marginalidad, que le provocan y provoca a través de la obra. Royo absorbe al ser humano con todas sus contradicciones y de la cultura le interesa la contaminación, el proceso de hibridación que se produce de igual manera en sus contenidos y en su manera de trabajar". Este artista contempla las razas, la multiplicidad de los hombres no como una rareza sino como posibilidad de llegar a aquellos que nos une: huevo cósmico, planeta Tierra, andrógino primordial, cuerpo solidario."

- Videcia, velamiento, ceguera. Romulo Royo

Productos Relacionados

Aceptar

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestrA WEB.